Los estudiantes internacionales generaron nueve millones de euros en el mercado de alquiler en 2015